El gobierno de Estados Unidos reportó este jueves un déficit menor al esperado en julio frente al mismo mes del año pasado debido a un aumento en los ingresos impositivos y menores gastos en salud.

El déficit de US$43.000 millones del mes pasado se compara con una cifra negativa de US$113.000 millones de julio del 2016, dijo el Departamento del Tesoro en su comunicado mensual de presupuesto. Economistas consultados por Reuters estimaban un déficit de US$73.000 millones para julio.

El déficit para el año fiscal hasta la fecha fue de US$566.000 millones frente a los US$512.000 millones en el mismo período hasta julio de 2016. Sobre una base ajustada, el déficit en lo que va del año fiscal fue de US$611.000 millones contra los US$512.000 millones en el mismo lapso anterior.

Los ingresos sumaron US$232.000 millones, un alza de 10% frente a julio del año pasado, mientras que los gastos totalizaron US$275.000 millones, un declive del 15%.

El Gobierno estadounidense está alcanzando nuevamente su límite de deuda, con la posibilidad de que no pueda pagar sus cuentas en octubre a menos que el Congreso apruebe un incremento en su capacidad de endeudarse.