Madrid. El Tesoro español continuó este jueves sorteando los afilados obstáculos que el mercado le pone en su camino hacia la financiación, al colocar un total de 3.479 millones de euros (US4.300 millones) frente a un objetivo máximo establecido de 3.500 millones de euros.

No obstante, el Tesoro se vio nuevamente obligado a retribuir su papel a tasas más altas que en subastas anteriores.

En total, se adjudicaron 3.000 millones de euros en los títulos a 10 años, frente a los 5.657 millones solicitados, a una tasa marginal del 4,911% frente a los 4,074% de la anterior emisión.

Para los títulos a 30 años se adjudicaron 479 millones de euros frente a los 1.173 millones solicitados, a una tasa marginal del 5,937% frente a los 4,768% de la anterior emisión.