La bancada del Partido Conservador en el Parlamento británico proclamó este lunes formalmente a Theresa May como nueva líder de la formación, en sustitución del primer ministro, David Cameron, cuyo cargo asumirá el próximo miércoles.

Por otro lado, la secretaria de Estado de Energía británica, Andrea Leadsom, anunció su retiro de la candidatura para suceder al primer ministro, David Cameron y le allanó el camino a la ministra de Interior, Theresa May para convertirse en primer ministro de Gran Bretaña.

Leadsom argumentó que no creía tener el apoyo suficiente para dirigir un "gobierno fuerte y estable" y que una campaña de liderazgo de nueve semanas en un "momento crítico" para el Reino Unido sería "muy indeseable".

"Theresa May, tiene más de 60% de apoyo de los parlamentarios. Ella está en una posición ideal para implementar Brexit en las mejores condiciones posibles para el pueblo británico y ha prometido que lo hará", dijo Leadsom al anunciar su renuncia.

La funcionaria dijo también que para ella, personalmente, que ha ganado el apoyo de 84 de sus colegas el jueves pasado, fue una gran muestra de confianza por lo cual está muy agradecida.

Sin embargo, señaló, se trata de menos del 25% de los 330 parlamentarios conservadores en la Cámara de los Comunes.

"Después de hacer una cuidadosa consideración no creo que esto sea el apoyo suficiente para dirigir un gobierno fuerte y estable que debe ganar la elección de la dirección", explicó.

Leadsom también se refirió al resultado del referéndum y aseguró que "la votación demostró una clara voluntad para el cambio y se necesita de un fuerte liderazgo en forma urgente para iniciar la salida de la Unión Europea".

En ese sentido, agregó que ahora las empresas necesitan certeza y "un gobierno fuerte y unificado que debe actuar con rapidez para establecer un marco de negociación".

También explicó que es esencial que los trabajadores actuales de la UE en el Reino Unido y las empresas que los emplean sepan dónde están parados y concluyó en que el partido conservador fue elegido el año pasado con un manifiesto fuerte y ahora se necesita un nuevo primer ministro lo antes posible.

Tras el anuncio de Graham Brady, jefe del Comité parlamentario a cargo de elegir el candidato a líder del Partido Conservador, dijo que al existir sólo un candidato el proceso de elección del nuevo líder será veloz.

Solamente requiere, explicó Brady, la confirmación de los miembros del partido en forma directa. Eso podrá ocurrir en las próximas horas, lo que convertirá a May en la próxima primer ministro del Reino Unido antes del fin de la semana.

Por su parte, Chist Grayling, jefe de campaña de Theresa May, agradeció y puso en relieve el compromiso como servidor público de Leadsom, "que ha sido capaz de poner el interés común del país a sus intereses personales, como política".

También destacó el compromiso de todos los parlamentarios conservadores con brindar al país un partido unido y fuerte para enfrentar los desafíos que garanticen una Gran Bretaña próspera para todos sus ciudadanos.

May será la segunda mujer en ocupar ese cargo, después de Margaret Thatcher, también conservadora.