Kioto. ¿Estados Unidos quiere una meta numérica para los desequilibrios de comercio o no?

El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, recibió la pregunta desde múltiples ángulos el sábado tras una reunión con ministros de Finanzas de los países del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por su sigla en inglés).

La respuesta: No, pero aún estamos trabajando en eso.

Geithner negó reportes de prensa de que Estados Unidos estaría presionando a los líderes del G-20 en Seúl a endorsar un plan la semana próxima dirigido a limitar los superávits y déficits de cuenta corriente de sus países a cerca de un 4% de su producto interno bruto.

El comunicado tras la reunión los ministros de Finanzas de APEC incluyó el acuerdo de sus pares del G-20 en Corea del Sur el mes pasado de mantener los desequilibrios de cuenta corriente en niveles sostenibles, a fin de promover el crecimiento equilibrado.

Estados Unidos quiere establecer un método para medir cuando los desequilibrios pueden generar problemas en el sistema de operaciones global. Geithner lo llamó un "sistema de advertencia anticipado", que podría indicar que se necesitan ajustes en las políticas.

Geithner sostuvo que otro de los miembros del G-20 sugirió la cifra del 4% del PIB como una idea de hacia dónde se encaminaban varios grandes países, como China, que tuvo un superávit de cuenta corriente de alrededor de un 9% del PIB en el 2008.

La cifra del 4% se divulgó rápidamente y el propio Geithner calificó ese nivel como de "referencia para el futuro" en una entrevista tras la reunión en Gyeongju.

Pero en Kioto, Geithner se distanció de una cifra específica. Dijo que las circunstancias varían mucho entre países exportadores de materias primas o países pequeños con una gran porción de comercio como componente del PIB.

"No existe una cifra única que tenga sentido para los países a través del tiempo", expresó.