El presidente de la Bolsa de Valores de Lima (BVL), Marco Antonio Zaldívar, señaló que en el 2016 se revirtió la tendencia negativa de los volúmenes negociados en la plaza bursátil local, registrándose una recuperación frente a lo observado en los últimos años.

“Somos muy optimistas con lo que puede ser el mercado en el 2017, se están consiguiendo ya poner en efecto algunos cambios y creo que tenemos un cambio de tendencia, creo que tocamos fondo el 2015 y hoy estamos en franco crecimiento”, afirmó.

El monto negociado en la BVL en renta variable entre enero y noviembre de este año alcanzó los US$2.474 millones, cantidad superior a los US$1.899 millones de todo el 2015, pero aun inferior a los de años previos como 2014 (US$3.848 millones), 2013 (US$4.100 millones).

“La Bolsa ha estado muy castigada, considerando los fundamentos que tiene la economía peruana, a pesar de todo esto, nuestra bolsa ha crecido y creo que estamos en condiciones de decir que hemos ya cambiado una tendencia”, indicó.

El monto negociado en Renta Variable en la BVL se incrementó en 29% entre los meses de enero y noviembre de este año versus todo el 2015, y también aumentó el número de operaciones en 35% en igual periodo de comparación.

Asimismo, la capitalización bursátil de la BVL se incrementó en 30% en noviembre de este año comparado con diciembre del 2015.

“Es claro que lo que queremos mostrar es un cambio en la tendencia”, subrayó Zaldivar.

Fundamentos económicos. Refirió que el crecimiento que puedan tener los precios de las acciones como los volúmenes negociados, van a estar “más asociados a los temas fundamentales de la economía peruana”.

Los sectores más rentables en la BVL en lo que va del presente año, con cifras al 13 de diciembre, fueron construcción con 62%, financiero (58%), minero (56%) y el  industrial (54%), según cifras oficiales de la misma institución.

“Pero igual como en cualquier mercado desarrollado dentro de cada sector van a haber ganadores y perdedores y creo que es mucho más importante en el 2017, revisar bien los fundamentos que tiene cada compañía”, señaló Zaldívar.

Efecto de metales. Asimismo, refirió que el “efecto commodities”, debido a que las anunciadas políticas económicas del próximo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, puede afectar de manera diferente al oro y la plata, de la que pueda tener sobre el cobre, zinc y plomo.

“Entonces, los valores dependiendo de una empresa minera qué combinación tenga, como las polimetálicas, van a hacer que algunos se puedan comportar mejor que otros, creo que es una situación más normal de un mercado de capitales”, agregó.

 Por ello, dijo que se debe analizar “las realidades y fundamentos económicos a la hora de determinar una inversión” porque en cada sector siempre habrá compañías que tengan un mejor desempeño que otras.

“Pero sí es cierto y comparativamente Perú ha estado y está en números y proyecciones mucho mejor que nuestros pares, y eso lo dice las proyecciones, cuando vengan flujos a Latinoamérica a mercados emergentes, al MILA probablemente, en una mayor proporción dentro del tamaño de la economía puedan ser generados para Perú”, puntualizó.

Balance de año. Refirió que el mercado de valores peruano, tuvo un año bastante “complejo y difícil”, que empezó con una historia de tres años de disminución importante en el movimiento de volúmenes y rentabilidades, así como del número de participantes, sobre todo del pequeño, del inversionista retail.

“Esto además fue amenazado por la consulta que hizo a finales del año pasado el MSCI sobre si el mercado peruano todavía debería ser un mercado emergente o debería pasar a ser un mercado frontera, ese inicio no era muy auspicioso para el mercado peruano”, dijo.

Adicionalmente, dijo, el país enfrentó un año electoral que afectó al mercado, a lo que se sumó la desaceleración del crecimiento económico, y una  baja importante en la inversión, sobre todo la privada.

También la plaza bursátil local fue afectada por el Brexit, los datos poco alentadores de China y la elección en Estados Unidos que causó “cierto movimiento en los mercados”.

Reto. Por otro parte, señaló que ahora se tiene la oportunidad de hacer crecer el mercado local de capitales y el número de participantes, y para ello se desarrolla un trabajo conjunto entre la BVL, el Gobierno, el Poder Legislativo y los inversionistas.