Nueva York. El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, dijo el miércoles que el Congreso realizó sólidos progresos en la redacción de una reforma radical al sistema de regulación financiera destinada a evitar otra crisis.

Bernanke elogió los esfuerzos legislativos, los cuales se esperan sean finalizados este mes, subrayando cómo fortalecerían la supervisión consolidada de grandes firmas financieras.

El titular de la Fed dijo que, antes de la crisis, los bancos de inversiones más importantes como Bear Stearns y Lehman Brothers y grandes compañías de seguros como American International Group pudieron evitar una supervisión exhaustiva y robusta.

"En el futuro, todas las firmas que presenten riesgos sistémicos - independientemente de si son propietarias de una institución asegurada depositaria - deben estar sujetas a una estructura común exhaustiva de supervisión y regulación".

Sus comentarios procedieron del texto preparado de antemano para un discurso en Nueva York en los que detalla el informe Squam Lake Report sobre las formas de arreglar al sistema financiero. El Squam Lake Group está integrado por 15 altos académicos, incluyendo a un ex gobernador de la Fed, quienes se han unido para ofrecer su experiencia sobre el cambio radical en la regulación financiera.

Bernanke añadió que la Fed debería estar muy vinculada al esfuerzo colectivo para promover la estabilidad financiera debido a la amplitud en la experiencia del banco y su papel tradicional de servir como proveedor de liquidez de respaldo.

Sin embargo, advirtió en contra de dar todas las responsabilidades a un sola agencia para asegurar la estabilidad financiera, advirtiendo que podría crear "puntos flacos" en la regulación.