El ministro de Planificación, Julio De Vido, cuestionó a quienes "nos quieren llevar nuevamente a un proceso de endeudamiento", y sostuvo que "los dólares que juntamos con tanto esfuerzo los necesitamos para el desarrollo de la economía”.

“Por eso en la marcha del 8 de noviembre ningún dirigente político se puso al frente de la convocatoria, simplemente porque no pueden explicarlo", aseguró.

El titular de Planificación hizo estas declaraciones tras mantener en Buenos Aires un encuentro con el gobernador de Mendoza, Francisco "Paco" Pérez, quien estuvo acompañado, entre otros, por el intendente de la capital provincial, el radical Víctor Fayad, además de otros jefes comunales mendocinos.

De Vido cuestionó además los planteos surgidos desde la Cámara de la Construcción por el impacto de la política cambiaria en el mercado inmobiliario, y recordó que en 2003 trabajaban en el sector unos "70.000 empleados a diferencia de los 400.000 que lo hacen ahora".

El jefe de la cartera de Planificación finalmente destacó que se "invertirán 600.000 millones de pesos en los próximos cinco años (2013-2018) en el plan de desarrollo territorial", que prevé la ejecución de un ambicioso plan de obras públicas en todo el territorio nacional, priorizando la llegada de agua potable, la construcción de cloacas y el tratamiento de la basura.