Buenos Aires. El Banco Central de Argentina está en condiciones de recuperar reservas internacionales "paulatinamente", dijo este miércoles su presidenta, al defender en el Congreso un proyecto de ley que permitirá al gobierno usar más recursos de la entidad para pagar deuda.

Las reservas de libre disponibilidad de la autoridad monetaria se redujeron a un nivel cercano a cero luego de que la administración de la presidenta Cristina Fernández utilizara más de US$16.000 millones en los últimos dos años para honrar obligaciones financieras.

El Banco Central compró desde inicios de enero más de US$2.100 millones en el mercado local para fortalecer sus reservas.

La presidenta de la entidad, Mercedes Marcó del Pont, se presentó ante legisladores para explicar el proyecto, enviado la semana pasada por el gobierno al Congreso, que propone remover la obligación de que el Banco Central mantenga la totalidad de la base monetaria respaldada por sus reservas internacionales.

En vez de ceñirse a esa regla, la nueva ley otorga al directorio del banco la potestad de fijar un nivel de reservas que considere óptimo.

La propuesta despertó preocupación entre opositores y economistas críticos de las laxas políticas fiscales y monetarias del gobierno argentino, debido a temores de que se acelere una ya elevada inflación.

Sin embargo, Marcó del Pont dijo que la autoridad monetaria, que desde el 2010 transfiere parte de sus reservas para que el Tesoro honre deudas, "está en condiciones de recuperar estas reservas paulatinamente".

El presupuesto del 2012 estipula el uso de hasta US$5.674 millones de las reservas del Banco Central para el pago de deudas públicas, un objetivo en peligro por la falta de reservas de libre disponibilidad.

Una vez aprobada la ley, lo que se descuenta que ocurrirá en las próximas semanas debido a la cómoda mayoría oficialista en el Congreso, el límite que impone el concepto de reservas de libre disponibilidad quedará removido, por lo que Banco Central quedará habilitado para transferir más recursos al Tesoro.

Marcó del Pont dijo que "corresponde, y esta es una nueva atribución del directorio, determinar el nivel de reservas (...) Bienvenido que podamos utilizar reservas".

La jefa de la autoridad monetaria argentina indicó que "los bancos centrales fueron creados para garantizar obviamente la estabilidad de la moneda pero también para financiar a sus Estados" y defendió una participación plena del organismo en el estímulo al crédito y el empleo, que la reforma contempla.