Sao Paulo. Los brasileños deben seguir consumiendo e invirtiendo en el país para ayudar a mantener la recuperación económica, aun cuando la salud de la economía global continúa siendo incierta, dijo este martes el jefe del banco central, Alexandre Tombini.

Durante un evento de empresarios en Sao Paulo, Tombini precisó que la economía brasileña está ganando velocidad y el ritmo de expansión debería llegar a un 4% anual en el segundo semestre de este año y en el 2013 y que la inflación está bajo control.

"Independiente del panorama global, este es un momento para mirar hacia dentro y seguir invirtiendo y consumiendo en el país", exhortó.

El funcionario ha dirigido el agresivo esfuerzo de la presidenta Dilma Rousseff para rebajar las tasas de interés de Brasil -entre las más altas del mundo-, una apuesta para regresar al impresionante ritmo de crecimiento que convirtió al país en una estrella entre las naciones con mercados emergentes.

El banco central ha señalado que el ciclo de alivio, de ya un año de duración, podría haber concluido, pero muchos analistas temen que Brasil pudiera sufrir una inflación elevada en los próximos años si las tasas de interés se mantienen a los actuales niveles mínimos por un tiempo prolongado.