El presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, descartó este miércoles una devaluación de la moneda local en el corto plazo, a pesar de que analistas señalan que las presiones macroeconómicas para corregir el tipo de cambio siguen aumentando.

"Descarto totalmente (una devaluación), no tiene sentido en este momento porque los ingresos están garantizados y están bien equilibrados con los egresos. No hay necesidad de corto tiempo de hacer ese tipo de modificación", señaló el funcionario.

A pesar de ello, economistas dicen que el bolívar sigue sobrevaluado, lo que promueve las importaciones en detrimento de la producción nacional.