Washington. En momentos en que crecen los temores de que la crisis financiera y de deuda soberana de Europa se pueda extender a economías clave, el titular del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss-Kahn, dijo este jueves que es optimista frente a las perspectivas económicas de España a mediano plazo y que no ve amenazas para el euro.

Sin embargo, Strauss-Kahn manifestó que está preocupado sobre el contagio europeo y que los funcionarios del continente esperen hasta el último momento para desarrollar una solución de gestión integral de crisis.

Agregó que una política económica coordinada es necesaria dada la moneda compartida. Países como Alemania se oponen políticamente a centralizar tal poder y prefieren que los gobiernos mantengan la soberanía sobre sus presupuestos.

El titular del FMI sostuvo que una vez que exista consenso político sobre la idea, Europa podría desarrollar eurobonos que ayudarían en la prevención y gestión de crisis.

Strauss-Kahn también dijo que la economía de Estados Unidos necesita crecer el próximo año a un ritmo mayor que el actual, y advirtió que sin un crecimiento más vigoroso podrían producirse consecuencias negativas para la economía global. Agregó que el actual plan tributario bajo consideración en el Congreso impulsaría el crecimiento, pero señaló que le preocupa la necesidad vital de un ajuste presupuestario.

Sobre la moneda china, reiteró que el yuan está sustancialmente subvaluado, y dijo que quienes creen que la apreciación del yuan a tasas determinadas por el mercado resolvería los desequilibrios globales están soñando.