El Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos y Corea del Sur entrará en vigor el 15 de marzo tras meses de conversaciones a nivel técnico, dijeron este martes funcionarios, animando a grupos empresariales que han esperado años aquel día.

El pacto fue firmado casi cinco años atrás pero enfrentó fuerte resistencia de algunos sectores industriales y agrícolas en ambos países. El acuerdo podría enfrentar más vallas en Corea del Sur, donde el partido opositor ha dicho que intentará derogarlo.

El ministro surcoreano de Comercio, Park Tae-ho, dijo a periodistas que la implementación del acuerdo ayudará a los exportadores de su país que han perdido ventas en Europa debido a la crisis de deuda que afecta a ese continente, la cual ha perjudicado a los consumidores y la demanda empresarial.

"En un momento como este, el Tratado de Libre Comercio es una oportunidad positiva para que nuestras exportaciones a Estados Unidos, que es el mercado desarrollado más grande del mundo, crezcan significativamente", acotó.

El representante de Comercio de Estados Unidos, Ron Kirk, en un comunicado emitido en Washington, dijo que el pacto ayudará a crear decenas de miles de empleos en las industrias exportadoras.

"La entrada en vigor de este acuerdo abrirá la economía surcoreana de un billón de dólares para los trabajadores, las empresas, agricultores y ganaderos estadounidenses, y a la vez fortalecerá nuestra sociedad económica con un aliado clave en Asia-Pacífico", dijo Kirk.

En tanto, el congresista republicano Dave Camp, presidente de la Comisión de Medios y Arbitrios de la Cámara de Representantes, instó al Gobierno del presidente Barack Obama a traer a efecto "lo antes posible" otros dos pactos comerciales con Colombia y Panamá.

El Congreso aprobó los tres acuerdos en octubre. El Gobierno de Obama ha dicho que está trabajando para implementar lo antes posible los dos acuerdos con los países de América Latina, pero no ha dado una fecha precisa para aquello.