Lima, Andina. El Acuerdo de Integración Comercial entre Perú y México, ratificado por el Senado mexicano, también incluye un convenio para evitar la doble tributación y prevenir la evasión fiscal, informó este martes la embajada de ese país en el Perú.

El documento fue suscrito el 28 de abril último en esta ciudad durante la visita del mandatario mexicano al Perú, Felipe Calderón.

Ese instrumento permitirá un combate mucho más eficaz en la lucha contra la evasión y el fraude fiscal, agregó.

Según el acuerdo, el intercambio de información permitirá verificar el cumplimiento de las obligaciones de los contribuyentes con inversiones en el extranjero.

Una vez en vigor, el Convenio permitirá fomentar los negocios entre los dos países, y propiciar mayores niveles de rentabilidad de las inversiones que se realicen en cada uno de estos.

Dicho acuerdo fue ratificado, el viernes último, cuando el Senado de la República Mexicana ratificó el Acuerdo de Integración Comercial entre ambos países.

El acuerdo tiene como propósito general estimular e incrementar el comercio bilateral, con el consecuente beneficio en la generación de empleos, el crecimiento y el bienestar.

También incluye preferencias para más de 12.000 productos a los que se abre la oportunidad de participar en dos mercados de rápido crecimiento.

Al mismo tiempo, otorga garantías a los inversionistas y el acceso a un mecanismo de arbitraje internacional.

El comercio entre Perú y México aumentó 13% anual en la última década y tiene un considerable potencial de crecimiento.

Perú es el octavo destino de las exportaciones mexicanas a América Latina, y crecieron 361%, con ventas de más de US$1.000 millones en el último año.

Por otra parte, las exportaciones de productos peruanos a México se incrementaron más del 90% en el mismo periodo, se estima que con el Acuerdo el comercio bilateral podría duplicarse en los próximos cinco años.

Con el Acuerdo de Integración Comercial los flujos de inversión entre ambos países debieran crecer significativamente, abriendo posibilidades de alianzas estratégicas que beneficien a empresas de los dos países y mejoren los niveles de empleo.

Las inversiones mexicanas en Perú ascienden a más de US$12.000 millones, convirtiendo a Perú en su segundo destino en América Latina.

México ve en Perú a un socio económico de creciente valor, considera que el fortalecimiento de sus vínculos con este país es un capítulo importante del proceso de integración económica y fortalecimiento del diálogo político con América Latina.

Perú y México son miembros de la Alianza del Pacífico, en la que además participan Chile y Colombia.

El objetivo de esta Alianza es intensificar los flujos comerciales y de inversión entre esos países y con los del Pacífico asiático, pero también impulsar la integración de sus economías y con otras de Latinoamérica.