Moscú. El rublo se desplomó este viernes a su nivel más bajo desde principios de junio de 2016, afectado por preocupaciones sobre el impacto de las nuevas sanciones de Estados Unidos, la caída de los precios del crudo y una mayor fortaleza del dólar.

La divisa rusa tocó brevemente las 67,67 unidades por dólar, perdiendo cerca de un 6% de su valor desde el comienzo de la semana por temor a las medidas punitivas de Washington.

"La moneda rusa está atrapada en una tormenta perfecta por el descenso de los precios del crudo y las nuevas sanciones estadounidenses, así como la amenaza de medidas punitivas aún más duras en los próximos meses", dijo Lilit Gevorgyan, economista de IHS Markit.

Estados Unidos anunció este miércoles nuevas medidas contra Rusia que impulsaron a la baja al rublo y provocaron una amplia liquidación por temor a que Rusia esté atrapada en una espiral de sanciones sin fin.

En un intento por aliviar algo la presión sobre el rublo, el banco central rebajó sus compras de divisas foráneas este miércoles.

No obstante, los analistas dudan de que las autoridades vayan a tomar muchas medidas en apoyo del rublo, ya que decidieron no intervenir durante una liquidación similar en abril, generada también por sanciones estadounidenses.

A las 1523 GMT, la moneda rusa perdía un 0,8% frente al dólar, a 67,18 unidades, y un 0,2% ante el euro, a 76,80 unidades.

Ante la coincidencia del desplome de la lira turca, que extendió el nerviosismo en los mercados emergentes, analistas de Rosbank dijeron que el rublo se vio más afectado por este temor que por preocupaciones sobre las nuevas sanciones.