Los 600 mil afiliados directos recibirán un nuevo golpe a su economía, ya que se oficializó la propuesta del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) de incrementar la cuota para la prestación de este servicio.

La tasa de la cotización que pagarían los obreros es de 412 lempiras (US$21,3) y el patrono 847,58 (US$43,9) a partir del presente año. El monto se elevaría aún más entre los años 2012 al 2015.

En el marco de una reunión de junta directiva se presentó la propuesta de fijar para el presente año la nueva cotización mensual en base a dos salarios mínimos, unos 11.200 lempiras (US$581,1) según declaró el doctor Mario Zelaya, director del IHSS.

Las deducciones. En la actualidad, los trabajadores de la empresa privada y del gobierno cotizan al Seguro Social un 3,5% sobre 4.800 lempiras (US$249), que asciende a 168 lempiras (US$8,7) mensuales. La cuota patronal es de un 7,2% sobre la misma base, o sea, 345.60 lempiras (US$17,9).

Con la nueva cotización que se hará en base a un 4% sobre el salario devengado, para los obreros de la zona urbana, esto representaría el aumento de unos 244 lempiras. El impacto para los empresarios ascendería a 501.98 lempiras.

Zelaya dijo que "significa que estamos aumentando la tasa de cotización al 4%, un trabajador que gane dos salarios mínimos va a pagar el 4% de 11,200, que es un aproximado de 412 lempiras".

Además, aclaró que "si un trabajador gana 5,600 lempiras, va a pagar el 4% de 5,600 lempiras, un aproximado de 206 lempiras, no significa que le van a cobrar los 412 lempiras, que es lo que se ha venido manejando", dijo.

La cotización se va a pagar en base al porcentaje del sueldo devengado hasta los 11,200 lempiras, de ahí en adelante todos van a pagar exactamente lo mismo, aclaró el director del IHSS.

Salarios vigentes

Zelaya adelantó que la base de cotización entre 2012 a 2015 volvería a elevarse y sería equivalente a dos salarios mínimos y medio. El nuevo monto a pagar sería determinado con las cifras del sueldo de subsistencia que esté vigente en ese momento, el cual será mayor al presente.

La última revisión que se hizo del rompimiento de techos fue en el año 2001, es decir hace 10 años, y la Ley del Seguro Social establece que deben hacerse cada 5 años.

Demanda de servicios

La población que acude al Seguro Social está insatisfecha por los servicios prestados por esta institución ya que hay un desabastecimiento de medicamentos permanente, por lo que los asegurados reclaman mejores tratos y medicamentos puntuales, así como les realizan las deducciones de las cotizaciones de su salarios.