El trabajo infantil creció en Brasil en 2014, año en que la tasa de desempleo registró su mayor incremento en cinco años, reveló un sondeo nacional del estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

De acuerdo a la encuesta por muestra de domicilios (PNAD) del IBGE, hubo un aumento de un 4,5% en el número de niños y adolescentes trabajando entre 2013 y 2014, el equivalente a más de 143.500, a un total de 3.331 millones de personas de entre 5 y 17 años en esa situación.

En la franja de entre 5 y 13 años el trabajo infantil creció un 9,3%; en la de 5 a 9 años, un 15,5%; y entre 10 a 13 años, un 8,5%, según el PNAD.

El nivel de ocupación de las personas de entre 5 y 17 años creció en todas las regiones de Brasil entre 2013 y 2014 y los mayores incrementos se registraron en las regiones más pobres del norte y noreste.

En la región sur, donde la agricultura familiar está bastante presente, el nivel de ocupación entre niños y jóvenes alcanzó un 10,2%, el más alto de todas las regiones.

"Los menores y más jóvenes (de 5 a 13 años) son, en su mayoría, ocupados en posiciones no remuneradas. Muchas veces trabajan en la producción para el autoconsumo", comentó a periodistas la investigadora del IBGE Maria Lúcia Vieira.

PNAD Continua, un sondeo sobre el mercado laboral de alcance nacional, terminó el trimestre hasta agosto de 2015 con una tasa de desempleo de 8,7%, la más alta de la serie iniciada en 2012.