Beijing. El mercado de las tarjetas bancarias de China continuó creciendo rápidamente en 2015, cuando el volumen de transacciones subió un 86,9 por ciento interanual, hasta alcanzar 1.420,8 billones de yuanes (214 billones de dólares), según un informe publicado por la Asociación de la Banca de China.

Los bancos chinos emitieron 640 millones de tarjetas nuevas el año pasado, con lo que el total se elevó a 5.600 millones, lo que supone más de cuatro tarjetas por persona, de acuerdo con la misma fuente.

Mientras tanto, los riesgos potenciales de los créditos permanecieron bajos. Los préstamos pendientes de tarjetas de crédito vencidos hace seis meses o más se situaron en 38.000 millones de yuanes, un incremento interanual del 6,3 por ciento, en comparación con el ascenso del 42 por ciento registrado el año anterior.

Los pagos en línea y la nueva tecnología han ofrecido oportunidades de crecimiento para el sector de las tarjetas bancarias, pero los bancos tienen que mejorar el control de riesgos con la aparición de nuevos modelos de negocio, indicó un funcionario de la asociación, Huang Runzhong