En el país, casi tres de cada cuatro mexicanos consideran que la situación económica del país ha empeorado, con un aumento de tres puntos porcentuales respecto de la percepción que había hace un año, revela la encuesta Percepción de la Economía, realizada por Consulta Mitofsky para El Economista.

El estudio revela que del 2010 al 2013 mejoró la opinión sobre la economía del país; la tendencia se revirtió en el 2014, volvió a bajar el año pasado y en éste marcó su nivel más alto del sexenio.

El 73.2% de los consultados percibe una situación económica igual o peor de mala, casi tres puntos más que el sondeo de mayo del 2015 y casi seis puntos por arriba de 67.3% registrado en mayo del 2013. La percepción de que la economía está “mejor/igual de bien” que el año previo, registró 22.3% de las respuestas, dos puntos menos que el porcentaje de la encuesta del año anterior y 7.3 puntos porcentuales por debajo de las respuestas registradas en mayo del 2013.

El grupo más pesimista por rango de edad son los jóvenes, con 78.3%; por zonas, el sureste concentra 79.0% y por localidad, las zonas rurales con 77.1% consideran que la situación económica es peor o está igual que el año anterior.

Por regiones, el noroeste es donde mejor evalúan la economía, mientras en el centro y el sureste la percepción es más pesimista.

El principal problema. En cuál es el principal problema del país, 55% de los encuestados considera que es el económico; entre los jóvenes, en el medio rural y en el sureste del país es donde más personas respondieron en ese sentido.

Después de que en el 2009-2012 se incrementó la percepción de que la inseguridad era el principal problema desplazando a la economía, a partir del 2013 de nuevo tomó fuerza la idea de que el principal problema es económico.

Por el contrario, quienes apelan a que primero es la inseguridad son estratos económicos altos, urbanos y las zonas centro y noreste del país.

La corrupción, que en otras ocasiones se asoció a problemas de justicia, en esta ocasión Consulta Mitofsky la separa, ya que en el 2015 y el 2016 alcanza sus niveles más altos de la serie, destacando la percepción de este problema entre los hombres, los niveles económicos altos y urbanos, así como el norte del país.

[[wysiwyg_imageupload:7033:]]