Washington. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este viernes que está dispuesto a aplicar aranceles sobre importaciones de bienes chinos por un valor de US$500.000 millones, amenazando con agravar la disputa comercial con el gigante asiático.

“Hemos reducido una cantidad tremenda”, dijo Trump en una entrevista con la cadena CNBC, que fue realizada el jueves, en referencia al déficit comercial de Estados Unidos con China. “Estoy listo para subir a los 500 (mil millones)”, añadió.

Cabe señalar la reciente imposición mutua de aranceles entre las dos mayores economías del mundo y la amenaza de que puedan gravar productos por un valor de hasta US$200.000 millones implica que la guerra comercial ha pasado a ser una realidad, dijo este jueves a Reuters James McCormack, jefe de calificación de deuda soberana de Fitch.

La disputa ha cambiado el panorama general de la firma en torno a la economía mundial.

Fitch esperaba que la riña arancelaria no estallara, pero ahora cree que sus efectos podrían costar 0,5 puntos porcentuales al crecimiento económico de Estados Unidos y probablemente también a la expansión china.

Alemania apela a relación "crucial". La relación de Alemania con Estados Unidos es crucial, dijo el viernes la canciller alemana, Angela Merkel, después de que la semana pasada el presidente estadounidense, Donald Trump, acusara a Berlín de ser “prisionera” de Rusia por su dependencia energética.

Consultada sobre sus relaciones con Trump, Merkel dijo en una rueda de prensa: “Uno podría decir que los valores, o nuestro marco de trabajo habitual, están bajo mucha presión en este momento”.

“No obstante, las relaciones transatlánticas, incluyendo con el presidente de Estados Unidos, son cruciales para nosotros y seguiré fomentándolas”, añadió Merkel.