El primer ministro griego, Alexis Tsipras, afirmó que su Gobierno se mantiene "firme" en las negociaciones con los socios europeos, pero no busca "una ruptura" con la Unión Europea (UE).

"Estamos comprometidos con una solución viable. Negociamos firmes, pero no queremos una ruptura", aseguró Tsipras en un discurso ante el grupo parlamentario de Syriza, en alusión al ultimátum que el Eurogrupo trasladó el lunes a Grecia sobre la ampliación del actual programa de rescate financiero.

No obstante, aseguró que el Gobierno "no chantajea ni se deja chantajear" y no aceptará ningún tipo de "ultimátum".

El primer ministro explicó que rechazaron el documento presentado por el Eurogrupo, porque no solo pedía "aplicar las medidas del memorando, sino también aceptar un superávit primario exagerado y privatizaciones".

Tsipras destacó que el hecho de que el documento final sustituyese a un texto presentado anteriormente por el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, "es la prueba de que hay gente que pone en juego no solo a Grecia, sino a Europa".

"Somos optimistas de que habrá un acuerdo que no implique volver al pasado de falta de dignidad. No hay camino hacia atrás", dijo para añadir que "la solución no la aportarán los tecnócratas, sino los líderes políticos.

Tsipras recalcó que confía en que habrá una solución, "porque en el Eurogrupo estuvimos a cinco minutos de alcanzarla"