La empresa pública ucraniana Naftogaz aplazó indefinidamente el pago de la factura de la rusa Gazprom por US$3.508 millones, mientras que Vladimir Putín explicó que en consecuencia Rusia impondrá facturas a pagar por adelantado por el suministro de gas desde el 1 de junio.

El presidente ruso también explicó que solicitó un pronunciamiento a la Unión Europea al respecto, pero no hay respuestas.

“Naftogaz recibió la factura, pero todavía tiene tiempo hasta el 2 de junio y confía en poder negociar con Gazprom y arreglar los asuntos pendientes”, dijo Didenko.

Mientras, el ministro de Energía ruso, Alexandr Novak, anunció que Rusia no ve posibilidades de que Ucrania salde su deuda gasista, ni siquiera si se le concede un descuento por la precaria situación económica del país eslavo.

El clima de tensión en el segundo país más grande de Europa, Ucrania, se registra también por los periodistas que cubren las incidencias. Un equipo de la cadena rusa RT fue atacado en Kramatorsk (este) denunció el medio.

“Dos vehículos blindados ucranianos abrieron fuego contra un automóvil de la agencia de vídeos Ruptly, de la cadena RT, cerca de la ciudad de Kramatorsk en la provincia de Donetsk”, dice el comunicado.

En el coche viajaban también reporteros de la televisión Canal Cinco, de San Petersburgo.

Asimismo, los guardias fronterizos ucranianos volvieron a prohibir la entrada a un equipo de periodistas de la cadena de televisión rusa TVC y la dirección del canal está preparando una denuncia a la OSCE, informó el servicio de prensa del medio.

Según TVC, los servicios fronterizos negaron la entrada en el país a los periodistas alegando que “el objetivo de la visita no está claro” pese a que estaban oficialmente acreditados por la Comisión Electoral de Ucrania para cubrir las presidenciales.

La ucraniana Naftogaz recibió de la rusa Gazprom la factura preliminar por las entregas gasistas de junio pero no la pagará por ahora, declaró el viceministro de Energía de Ucrania, Ígor Didenko.