París, Xinhua. El comisionado europeo de Comercio, Karel De Gucht, hizo una advertencia sobre la retórica adoptada por el ministro de Industria de Francia, Arnaud Montebourg, informó el diario francés Le Figaro.

"El Sr. Montebourg parece estar en contra de la globalización. Es un proteccionista y esa es una decisión. Pero su razonamiento no tiene sustento", dijo De Gucht en una entrevista publicada por el diario.

"Francia no puede ser el único que redistribuya las cartas del comercio mundial", dijo.

Tras señalar que de las naciones de la Unión Europea (UE), Francia es probablemente la que "posee más empresas de entre las 500 compañías industriales más importantes del mundo", el comisionado europeo recordó que las compañías francesas son más exitosas en el extranjero que en el mercado francés.

De Gucht hizo un cuestionamiento y preguntó cómo puede Francia lograr la reindustrialización con un sistema de semanas laborales de 35 horas, sin resolver el problema de los costos laborales.

En un intento por promover los productos con la leyenda "Hecho en Francia", el ministro de Industria de Francia culpó a la Organización Mundial de Comercio (OMC) de no defender mejor los negocios europeos y franceses. Pero el director general de la OMC, Pascal Lamy, consideró que los llamados a promover lo "Hecho en Francia" pueden conducir a un proteccionismo patriótico y pidió mercados más abiertos.

El comisionado europeo también criticó al ministro francés por medidas contrarias a las reglas de la UE, sobre todo cuando dijo que quería subsidiar las industrias locales. "La ausencia de subsidios nacionales es una de las claves del mercado único", dijo.

"Al tratar de hacer esto, (Montebourg) se topará con Bruselas y con el comisionado de Competencia Joaquín Almunia", advirtió De Gucht. No cabe duda de que "fronteras cerradas constituiría un regreso a la Edad Media", dijo De Gucht.