La Unión Europea (UE) pretende excluir los servicios financieros de un futuro acuerdo comercial con Reino Unido luego del Brexit, informó el diario EU Observer.

Las directrices de negociación del nuevo acuerdo del bloque estipulan que cualquier tratado de libre comercio que permita tener acceso a los mercados europeos a la City de Londres, un destacado centro financiero, tendrá que obligar a Reino Unido a respetar los estándares de regulación y supervisión de la UE, según el diario.

La versión anterior de las directrices sólo indicaba que un futuro acuerdo comercial no debía "poner en riesgo la estabilidad financiera de la unión y debe incluir salvaguardas contra ventajas competitivas injustas".

Este cambio podría asestar un golpe a la primera ministra británica, Theresa May, quien convocó elecciones para el 8 de junio. En una carta enviada a la UE para notificar del Brexit, May abogó por un ambicioso tratado de libre comercio que abarque los servicios financieros.

Francia, Alemania y otros países desean atraer a las compañías financieras una vez que Reino Unido abandone el mercado único por el Brexit.

Los líderes de la UE, con excepción de May, tienen previsto reunirse el sábado en Bruselas para acordar las directrices de negociación del Brexit.