"La nueva fecha permitirá finalizar nuestra estrategia integral en torno a la crisis de la deuda soberana que afecta a la zona del euro", dijo en un comunicado el presidente de la UE, Herman van Rompuy.

Los jefes de gobierno necesitan más tiempo para concluir sus deliberaciones sobre la asistencia financiera para Grecia, la recapitalización de los bancos y el aumento de las facultades al fondo de rescate de la eurozona, agregó.

La UE (27 estados), y en particular la eurozona de 17 naciones, registra más presiones de los mercados financieros por la intensificación de los temores de que Grecia y otros países muy endeudados lleguen a declarar una cesación de pagos.

Según los expertos, una moratoria arrastraría a la quiebra a los grandes bancos que tienen bonos gubernamentales de las naciones endeudadas.

Van Rompuy dijo que ha convocado además una reunión de ministros de Finanzas de la UE en antelación a la cumbre, para que los funcionarios allanen los temas y faciliten la decisión de los jefes de gobierno.