Viena/Bruselas. La Comisión Europea renovó sus presiones para que los países amplíen el número de bancos sometidos a las pruebas de resistencia, o estrés, incluyendo a las entidades regionales de mayor tamaño, dijo una fuente próxima al asunto.

Altos cargos de los ministerios de Finanzas de los 27 países miembros de la Unión Europea discutieron cómo realizar las pruebas a los 25 mayores bancos de la región y cómo publicar los resultados.

Estos cargos se reunieron con responsables de la Comisión Europea, que renovó su petición de que las pruebas incluyan a más "entidades regionales grandes" así como la forma en la que los bancos reaccionarían si un país tiene dificultades en pagar su deuda.

Un rango más amplio de pruebas incluiría a los bancos regionales alemanes, o Landesbanks, que han sido fuertemente dañados por la crisis financiera, aunque se desconoce el alcance de sus pérdidas.

Actualmente, tan sólo un Landesbank, BayernLB, está siendo sometido a las pruebas.