Atenas. Los prestamistas internacionales presentaron a Grecia una lista de 15 medidas de austeridad cuya aplicación debe acelerar como condición para recibir el próximo tramo de los fondos de rescate, dijeron medios helenos.

Grecia necesita empezar a despedir empleados públicos, bajar o congelar los salarios de los funcionarios y las pensiones, aumentar el impuesto al combustible para calefacciones, cerrar organizaciones estatales deficitarias, reducir el gasto en salud y acelerar las privatizaciones, de acuerdo con la lista de medidas publicada por medios de información griegos.

Todas estas medidas forman parte del plan de recorte presupuestario a medio plazo de Grecia, aprobado por el parlamento en junio para obtener nueva financiación de la UE y el FMI y evitar la quiebra.

Compromiso. Este domingo, Grecia se comprometió a adoptar unas decisiones duras para evitar el default, pero no anunció nuevas medidas de austeridad para tener la seguridad de recibir los fondos internacionales de rescate el mes próximo.

Los ministerios helenos tienen hasta este lunes para informar sobre las medidas administrativas que tienen intención de adoptar para implementar las exigencias de la UE y el FMI, de acuerdo con un correo electrónico filtrado del ministerio de Finanzas, según el sitio web To Vima.

El ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, y los jefes de inspectores de la UE y el FMI tienen previsto celebrar una teleconferencia el lunes. Posteriormente, tendrá lugar una reunión del consejo de ministros.