Bruselas. La Unión Europea (UE) y el Mercosur celebraron hoy una reunión técnica para hacer un balance de las negociaciones de un acuerdo de asociación con vistas a impulsar el proceso, pero concluyeron el encuentro sin acordar una fecha en la que intercambiar sus primeras ofertas comerciales.

Este viernes se reunieron en Bruselas los jefes negociadores de la UE y de los países del Mercosur que negocian el acuerdo con la Unión (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay), una reunión técnica cuya organización se pactó en la última cumbre UE-Brasil.

"Se reunieron para discutir la situación de la preparación de las ofertas de acceso a mercados de ambas partes, de acuerdo con lo que había sido acordado", indicó en un comunicado el portavoz comunitario de Comercio, John Clancy.

Según dijo, ambas partes subrayaron su "fuerte compromiso de llevar adelante el proceso de negociaciones de cara a lograr un acuerdo global, equilibrado y ambicioso".

Los jefes negociadores de la UE y el Mercosur "intercambiaron información sobre la preparación de sus respectivas ofertas e intentaron clarificar varios asuntos", indicó el portavoz sin dar más precisiones.

Clancy afirmó que los jefes negociadores de una y otra parte se comprometieron a "continuar el trabajo interno y las consultas con el objetivo de intercambiar ofertas en los próximos meses".

Las negociaciones entre los dos bloques, que se relanzaron en 2010, continúan estancadas en el ámbito comercial debido a la falta de consenso en el seno del Mercosur sobre la oferta de acceso aL mercado que debe presentar el grupo suramericano.

"Estamos esperanzados pero no enteramente confiados de que la tendremos (la oferta)", admitió esta semana en una comparecencia en el Parlamento Europeo el director general del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) para las Américas, Christian Leffler, de cara a la reunión que ha tenido lugar hoy.

Leffler admitió entonces también que "aún hay dificultades en el Mercosur sobre la oferta que presentarían".

Fuentes europeas recordaron que la reunión de hoy no tenía como objetivo que las partes llegaran a intercambiar sus primeras ofertas, sino que pudieran hacer una evaluación de la situación de la negociación