Atenas. Funcionarios del ministerio de Finanzas de Grecia estiman que la economía del vapuleado país se recuperaría más rápido y su deuda sería más sostenible si recibe dos años más de plazo para reducir su déficit fiscal, reportó el sábado un diario griego.

El cálculo es similar al enfoque del primer ministro griego, Antonis Samaras, que ha tratado sin éxito en el pasado de conseguir una extensión y se espera que reviva la propuesta la semana próxima ante los líderes de Francia y Alemania, además de con Jean-Claude Juncker, jefe del Eurogrupo.

Bajo los términos de su rescate de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI), Grecia debe aplicar severas medidas de austeridad para reducir su déficit por debajo del 3% del PIB a fines de 2014, en comparación a la proyección del 9,3% del PIB en la brecha de este año.

Pero puesto que el país se encuentra en su quinto año de recesión y el descontento social y político se está elevando, Samaras busca suavizar el impacto en la sociedad de los recortes presupuestarios extendiendo el plazo establecido por los prestamistas internacionales.

La última estimación, reportada por el diario Imerisia, citó cálculos de funcionarios de Finanzas no identificados indicando que una extensión de dos años ayudaría a la economía a contraerse a un ritmo menor en 2013 y a repuntar a partir de 2014.

Bajo ese escenario, la economía se encogería 1,5% en 2013 y crecería 2% en 2014, dijo el periódico. Si no se concede una extensión, Grecia se contraería en hasta 4,5% el año próximo y la recuperación tendría que esperar hasta 2015, agregó.

La capacidad de Grecia de pagar su deuda es vista por sus políticos como algo que sólo podrá ocurrir si se produce una expansión económica, pero los prestamistas sólo seguirán entregando fondos si el país realiza los recortes y reformas necesarios para bajar la carga al 120 del PIB al 2020, desde un 165% del PIB en el 2013.

Sin embargo, existen crecientes dudas respecto a que Atenas vaya alcanzar esas metas, lo que ha generado llamados de algunas autoridades y políticos europeos a expulsar a Grecia de la zona euro o a condonarle parte de su deuda para mantenerla en el área de la moneda única.

Ya existe una cláusula en el programa de rescate de 130 millones de euros (US$160.700 millones) que indica que el periodo de ajuste del déficit podría extenderse si la recesión del país es más profunda de lo esperado.

La economía de Grecia se encogió a una tasa anual de 6,35% en la primera mitad de este año, en comparación con la estimación del FMI y la UE de una contracción de 4,7% para todo el año.

Samaras dijo el mes pasado que la economía griega se contraería más de 7% en 2012.