San Juan. La Unesco colaborará con Puerto Rico para que el país elabore por primera vez en su historia unas estadísticas estandarizadas sobre el financiamiento del sector educativo, las que permitirán comparar los datos locales con los de otros países.

Dentro de su fase de modernización en variados aspectos, Puerto Rico actualizará su formulación estadística de manera que la información recopilada pueda ser estudiada en forma eficiente. Durante la semana pasada, el director ejecutivo del Instituto de Estadísticas, Mario Marazzi, anunció la aprobación de una orden ejecutiva que exige a las entidades gubernamentales proveer la información requerida para la realización de un censo anual sobre las condiciones socioeconómicas del servicio público en la isla.

A estos esfuerzos por mejorar la producción y difusión de estadísticas pertenece también la iniciativa emprendida en enero de preparar el primer informe sobre desarrollo humano de Puerto Rico.

"En momentos de grandes transformaciones en nuestro gobierno, resulta fundamental contar con una herramienta de medición de los empleados públicos, su género, su edad, sus ingresos, su nivel educativo", señaló el personero.

Una vez recopilada esa información se podrán comparar los salarios que se pagan en las distintas entidades, la preparación académica de sus empleados de carrera y de confianza, la equidad de género y muchas otras variables.

"La calidad de nuestras estadísticas está en nuestras manos como país. Si concertamos una recopilación de información que sirva de radiografía anual completa de las condiciones socioeconómicas bajo las cuales viven nuestros servidores públicos estaremos en una enorme ventaja para poder transformar nuestro gobierno para el siglo XXI", sentenció Marazzi Santiago.

El Instituto de Estadísticas de Puerto Rico es una entidad gubernamental autónoma que tiene como objetivo coordinar el servicio de producción de estadísticas del gobierno para asegurar que los sistemas de recopilación de datos y estadísticas sean confiables y de acceso rápido y universal.

A estos esfuerzos por mejorar la producción y difusión de estadísticas pertenece también la iniciativa emprendida en enero de preparar el primer informe sobre desarrollo humano de Puerto Rico, en la que están implicados el Departamento de Estado de la isla, la Universidad de Puerto Rico y el Instituto puertorriqueño de Estadísticas.

Para ello, Puerto Rico cuenta también con el apoyo del experto de la Oficina de América Latina del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Alfredo González Reyes, coordinador de varios informes nacionales en ese organismo y que viajó a San Juan para colaborar.

La idea es también sentar las bases para elaborar anualmente el Índice de Desarrollo Humano (IDH) para Puerto Rico.

Ese indicador busca orientar y medir el desarrollo de un país desde una mirada distinta a la tradicional (centrada en variables económicas), para prestar más atención a cómo se ven afectadas las personas por los diversos procesos económicos y sociales.

Puerto Rico nunca ha confeccionado un informe desde esa perspectiva, propuesta en 1990 por el economista pakistaní Mahbub ul Haq y el filósofo y economista Amartya Sen.