Santiago. Las bolsas de Colombia, Chile y Perú estrenaron su operación conjunta el lunes con modestos montos negociados, en un debut que dejó en evidencia escollos que todavía debe sortear el mayor mercado accionario unificado de América Latina.

Después de pruebas que se extendieron más de lo previsto y una demora por una suspensión transitoria en Perú, las operaciones del Mercado Integrado Latinoamericano (MILA) arrancaron en medio de tropiezos tributarios, reformas pendientes y una incierta elección presidencial peruana.

Los primeros negocios recayeron en títulos de la aerolínea chilena LAN y la eléctrica Endesa Chile desde Colombia.

La integración apunta a un fácil acceso "a un mercado mucho más amplio, completamente transparente y sencillo", dijo Juan Pablo Córdoba, presidente de la Bolsa de Colombia.

"Es difícil prever cómo se va a incrementar el volumen, pero estamos seguros que con el paso de los días y de los años esto va a tomar una mejor dinámica", agregó.

La integración de las bolsas de Colombia, Perú y Chile, que comenzó en noviembre de 2010, crea el mayor mercado accionario de la región por número de emisores, con un potencial de 565 firmas, así como el segundo por capitalización bursátil, con 691.000 millones.

No obstante, sólo 15 empresas peruanas, 20 colombianas y más de 200 chilenas pueden transarse hoy en los tres mercados, ya que el resto de las compañías no se han registrado en los organismos fiscalizadores de los países que integran el MILA.

"Hay escollos que desde el punto de vista de la bolsa deben removerse. El primero es simplificar el proceso de registro de valores extranjeros", dijo Pablo Yrarrázabal, jefe de la Bolsa de Comercio de Santiago.

Fantasma electoral. Un factor que restó fuerza al debut del MILA fue la reñida elección presidencial en Perú, en donde el candidato nacionalista Ollanta Humala y la conservadora Keiko Fujimori están enfrentados en un virtual empate en las encuestas, lo que ha generado nerviosismo entre los inversores.

El temor entre agentes del mercado es que Humala, que sostiene que debe hacerse más para extender los beneficios del crecimiento económico a los peruanos que viven en la pobreza, desactive años de reformas de libre comercio y perjudique la inversión, especialmente en el vasto sector minero.

"Por el momento, los inversores están más preocupados de vender acciones por el riesgo político (...) me parece que el mercado va a estar más tranquilo a partir de la próxima semana después de las elecciones", dijo Hernando Pastor, agente de Kallpa Securities SAB.

La jornada inaugural del MILA coincidió también con un día de débiles montos transados en general en la región debido a un feriado en Estados Unidos en conmemoración de los caídos en guerra (Memorial Day).

Pese al tiempo trascurrido desde su anuncio, el MILA aún no ha logrado homologar las condiciones para invertir en cada uno de los tres mercados.

"Lo que debiese ocurrir como requisito es una reforma tributaria que sea equivalente para los tres países, porque no tienen las mismas leyes con respecto a las ganancias en bolsa. Esto puede entrampar la integración definitiva", advirtió el analista Alfredo Parra de la correduría chilena EuroAmerica.

El MILA equivaldría al tercer mercado regional por montos transados, detrás de Brasil y México, con un volumen anual de US$89.000 millones.

Pero antes de dar un salto en los volúmenes transados, como aspiran los jefes de las bolsas de Colombia, Chile y Perú, "aún hay pendientes temas tributarios, de custodia y de calificaciones", dijo Cristián Castillo, operador de la intermediaria chilena ImTrust.

Pese a que ha trascurrido más de un año desde que los mercados del MILA manifestaron su interés de unirse, la mayoría de las intermediarias todavía no finalizan el necesario proceso de registro y firma de contratos con sus vecinas, dijo a Reuters una fuente cercana al proceso.

"Ya está todo habilitado y ahora depende del mercado que se integre o no", dijo.

La mayoría de las casi 40 intermediarias que actúan en el mercado chileno no están en condiciones de cerrar negocios con sus pares peruanas y colombianas, mientras que en este último país hay 28 habilitadas, dijo el jefe de esa plaza.