Bruselas. La economía de la zona euro sufrirá este año su segunda recesión en apenas tres años, mientras que el conjunto de la Unión Europea se estancará, dijo este jueves la Comisión Europea.

El brazo ejecutivo de la Unión Europea proyecta ahora que la producción económica en el área de la moneda única se contraerá un 0,3% este año, un fuerte cambio respecto de la estimación previa de un crecimiento del 0,5%.

La Unión Europea, conformada por 27 países, directamente no registrará crecimiento este año, según las nuevas previsiones.

"La UE experimentaría un estancamiento de su PIB este año, mientras que la zona euro experimentará una recesión moderada", afirmó la Comisión al presentar sus nuevas proyecciones.

"Un círculo negativo entre la debilidad de los deudores soberanos, la fragilidad de los mercados financieros y una economía real en desaceleración no parece haberse roto", agregó.

La última vez que la zona euro estuvo en recesión fue en el 2009, cuando la economía se contrajo un 4,3% durante la peor crisis global desde la década de 1930.

Una combinación explosiva de alta deuda pública, baja confianza inversora y alto desempleo terminó por matar la recuperación que venía registrando la economía de la zona euro en los últimos dos años.

Los economistas consultados por Reuters esperan que la zona euro vuelva a crecer recién en el 2013.

Esta debilidad en el crecimiento ha ayudado a moderar la inflación, que este año debería ubicarse más cerca de la meta del Banco Central Europeo. La Comisión prevé un alza de los precios al consumidor del 2,1%.

La estimación de crecimiento de la Comisión es un poco más optimista que la del Fondo Monetario Internacional, que proyecta una contracción del 0,5%.

Las proyecciones podrían haber sido peores, de no ser porque la Comisión asume que los líderes políticos de la UE tomarán nuevas medidas para resolver una crisis de deuda que ya entró en su tercer año.

"El balance de riesgos sobre el crecimiento del PIB se mantiene inclinado a la baja en medio de una incertidumbre todavía alta", dijo la Comisión.

En una muestra de las dificultades, las proyecciones volvieron a poner al descubierto la creciente brecha entre las economías ricas del norte de Europa y las más empobrecidas del sur.

Alemania y Francia, las dos mayores economías de Europa, escaparían de la recesión este año, con crecimientos del 0,6% y del 0,4%, mientras que Grecia sufrirá su quinto año seguido de recesión y España se contraerá un 1 por ciento, según las nuevas proyecciones de la Comisión.