La Paz. La Unión Europea (UE), junto a Suiza, suscribieron un convenio que garantiza 575 millones de euros (unos US$687 millones) de cooperación a Bolivia para el desarrollo integral del país andino amazónico hasta el año 2020, informó el presidente boliviano Evo Morales.

El acuerdo se suscribió en presencia de Morales y del comisario europeo de Cooperación Internacional y Desarrollo, Neven Mimica, quien inició desde estel jueves una visita oficial a Bolivia para detallar la inversión en el marco de una Estrategia Europea Conjunta para Bolivia 2017-2020.

Los Estados miembros de la UE presentes en Bolivia, como son Francia, España, Reino Unido, Italia, Suecia y Alemania, además de Suiza, coordinarán sus programas de cooperación al desarrollo a través de esta estrategia en colaboración con el gobierno boliviano, según un comunicado de la Comisión Europea.

El objetivo es "reforzar su impacto, reducir la fragmentación y aumentar la eficacia de su contribución al desarrollo de Bolivia", en consonancia con el nuevo consenso europeo en materia de desarrollo adoptado el año pasado, señaló el documento.

Morales y Mimica, visitaron esta jornada proyectos de desarrollo integral en el Trópico de Cochabamba, como los centros de producción de banano y piscícola.

En la oportunidad, Morales dijo que Bolivia demostró al mundo que sus políticas de lucha contra el narcotráfico, que están acompañadas por programas alternativos a la producción de hoja de coca en el Trópico de Cochabamba (centro), tienen gran impacto.

Morales y Mimica, visitaron esta jornada proyectos de desarrollo integral en el Trópico de Cochabamba, como los centros de producción de banano y piscícola en Shinahota, que son apoyados por esa cooperación.

El presidente lamentó que desde 1980, bajo el gobierno del entonces presidente boliviano, Luis García Meza, esa región se haya convertido en una zona del narcotráfico, al tomar en cuenta que los cultivos de coca llegaron a una extensión que osciló entre 30.000 y 50.000 hectáreas.

Sin embargo, destacó que desde 2006 los cultivos de coca en el Trópico de Cochabamba y los Yungas de La Paz bajaron a 20.000 hectáreas, como consecuencia de las políticas de erradicación y proyectos alternativos de producción de banano, palmito, piña, café, miel y piscícolas.

Al respecto, Mimica reconoció el avance de esos proyectos, y dijo que la UE no sólo quiere ser donador de recursos económicos, sino pretende ser socio en la ejecución de otros proyectos.

El comisario europeo de Cooperación Internacional y Desarrollo agradeció al gobierno y a los productores de Bolivia por el recibimiento, al tiempo que deseó éxito en el trabajo de esa sociedad.