Bruselas. Un país de la zona euro deberá tener una deuda y cuentas externas sostenibles para poder recibir el apoyo del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera en el mercado secundario de bonos, según pautas del instrumento de rescate obtenidas este jueves por Reuters.

El fondo podrá comprar bonos en el mercado secundario usando su capacidad plena de crédito restante una vez que una solicitud de un país sea aprobada por el Banco Central Europeo y por funcionarios financieros de la zona euro, mostraron las directrices.

El documento dijo que sólo los países que respeten sus compromisos de recorte de déficit contenidos bajo las reglas de presupuesto de la Unión Europea podrán optar a tal clase de ayuda.