El comisario de Servicios Financieros, Michel Barnier, adelantó que analiza prohibir a las agencias de rating publicar notas sobre los países de la Unión Europea rescatados (como Grecia, Irlanda o Portugal) o los que negocian planes de ayuda, y afirmó que esta medida es "legítima" para proteger la estabilidad financiera.

El Ejecutivo comunitario presentará en noviembre próximo una nueva norma para reforzar el control sobre las agencias de calificación de riesgo, en la que podría incluirse esta prohibición, publica Europa Press.

"Me parece legítimo que haya un tratamiento específico cuando un país está negociando, o se encuentra bajo un programa de solidaridad internacional con el Fondo Monetario Internacional o europeo", alegó Barnier.

"Estamos reflexionando sobre si es oportuno o no calificar a los países que están bajo programas internacionales, y si consideramos que no es oportuno podemos prohibirlo o suspender estas notas durante el tiempo necesario", explicó.

En ese sentido, agregó que "no es el termómetro lo que provoca la fiebre, pero el termómetro debe funcionar correctamente para no agravarla y medirla correctamente y en el buen momento".

"Eso no ocurrió porque las agencias de rating no vieron llegar la crisis, no calificaron correctamente determinados productos y empresas. Las agencias de rating deben considerarse probablemente una de las causas de esta crisis por malas evaluaciones que hicieron de ciertos riesgos y que tuvieron efecto procíclico", dijo.

Para Barnier, el impacto negativo de las agencias de rating es incluso mayor en el caso de la deuda pública, porque "el efecto procíclico y sobre la estabilidad financiera puede verse agravado por calificaciones que se emiten de cualquier manera, sin que se sepa cómo se establecen, sin que se esté seguro que hubo un diálogo con el país calificado".