Bruselas. Representantes de gobiernos e instituciones de la Unión Europea (UE) y de América Latina se reúnen este lunes y martes en Bruselas para hacer un balance de su programa de cooperación en materia de cohesión social, llamado Eurosocial, y debatir sobre las prioridades de cara a los próximos años.

Eurosocial es un proyecto de cooperación técnica de la UE que funciona desde 2004 en 19 países de Latinoamérica, destinado principalmente a apoyar las políticas nacionales que estimulen la cohesión social en la región.

Su peculiaridad reside en que esta cooperación se lleva a cabo mediante el intercambio de buenas prácticas entre más de un centenar de instituciones similares de ambos lados del Atlántico, y en que es un consorcio formado por 80 de ellas quien gestiona su presupuesto de 40 millones de euros (casi unos US$50 millones).

En el encuentro los participantes discutirán sobre la agenda temática de aquí al 2020, buscando siempre poner en valor la cooperación regional como oportunidad para asistir a los países de renta media.

El encuentro reunirá, por parte de la UE, a miembros de la Comisión Europea, como el comisario de Desarrollo, Andris Piebalgs, eurodiputados y representantes de los Estados miembros, y por la de América Latina a varios mandatarios de la región, entre ellos los de Colombia, México, Brasil, Costa Rica y Bolivia, a los que se unirán miembros de las organizaciones que participan en el programa.

El objetivo de este congreso es mostrar los avances de Eurosocial y poner en valor su carácter innovador, así como contribuir al debate sobre la nueva agenda de cooperación europea con América Latina de aquí a 2020.

La primera sesión, el lunes, acogerá un diálogo entre personalidades latinoamericanas y europeas sobre el rumbo de la relación birregional, al tiempo que servirá para presentar casos representativos del funcionamiento de Eurosocial, que se caracteriza por integrar los niveles operativo y estratégico y tener un enfoque regional.

La segunda jornada, el martes, estará centrada en un debate sobre la cooperación europea con los países de renta media en un momento en que la UE prevé retirar de sus beneficiarios de ayuda al desarrollo en el periodo 2014-2020 a los países que hayan alcanzado un nivel de renta media, como puede ser el caso de Colombia, Perú y Ecuador, para centrarse en los estados más pobres.

En este contexto, los participantes discutirán también sobre la agenda para este periodo y buscarán poner en valor la cooperación regional como oportunidad para asistir a los países de renta media, ya que la mayoría de estados latinoamericanos no tiene programas bilaterales con Europa.