Atenas. Inspectores de la Unión Europea (UE) y del Fondo Monetario Internacional (FMI) dieron este viernes luz verde para un nuevo tramo de 15.000 millones de euros (US$20.400 millones) en ayudas a Grecia, al tiempo que dijeron que el progreso del país en la puesta en marcha de las reformas era muy lento.

La UE y el FMI pidieron urgentemente a Atenas acelerar las reformas para cumplir con los objetivos del acuerdo de rescate.

Grecia ha recortado el gasto público, congelado pensiones e incrementado impuestos según los términos estipulados en el rescate de 110.000 millones de euros (US$149.800 millones) acordado en mayo pasado para evitar la quiebra del país.

"El programa está en marcha pero no seguirá en marcha sin un significativo avance de las reformas", dijo el jefe de la misión del FMI, Poul Thomsen.