El director del sector europeo del Fondo Monetario Internacional (FMI), Antonio Borges, admitió que no se puede excluir una recesión mundial para el 2012, al presentar el informe sobre la situación económica en la Unión Europea (UE).

Borges explicó que a nivel global se proseguirá con un "crecimiento modesto" durante el año próximo, pero que no es posible excluir una recesión mundial, según consignó la agencia de noticias Ansa.

"Un riesgo de recesión no se puede excluir", admitió Borges en conferencia de prensa en Bruselas. "En consecuencia, debemos cambiar nuestras políticas económicas", agregó.

"Algunos países no tienen opciones, pero otros pueden actuar con más serenidad. Nosotros tenemos los instrumentos que se pueden usar", destacó.

En cuanto al segundo plan de salvataje para Grecia, decidido en julio pasado, Borges destacó que es necesario revisarlo concentrándose más en la sustentabilidad de la deuda y el relanzamiento del crecimiento.

En ese sentido, subrayó que no es urgente dar dinero a Grecia pues ahora no lo necesita. "Tenemos tiempo para hacer nuestras evaluaciones sobre las medidas que ha tomado antes de dar luz verde a la sexta franja de ayudas", puntualizó.

Borges también comentó que los bancos europeos requieren una inyección de capital para recuperar la confianza de los inversores.

Los bancos europeos pueden necesitar "100-200 mil millones (de euros) para ser recapitalizados", dijo Borges.

"Se necesitará una suma significativa para recapitalizar a los bancos. Entre 100 y 200 mil millones de euros. Una cifra que debería ser más que suficiente", explicó Borges al ser entrevistado por la televisión irlandesa Rte.

"No es un misterio que Europa está trabajando desde hace semanas en un plan para los bancos", dijo Borges, mientras que en Bruselas frenan tal posibilidad y explican que por el momento se trabaja sólo para una "mayor coordinación" de la supervisión y de los esfuerzos de recapitalización.

Esta mañana, Borges dijo que el FMI evalúa comprar deuda de España e Italia, junto con el Fondo Europeo de Rescate (FEEF), en un intento por recuperar la confianza en la eurozona.

"Es determinante que se recupere la confianza de España e Italia en los mercados de deuda para tranquilizar a los inversores", comentó este miércoles el director para Europa del FMI.

"El FMI podría invertir junto al Fondo Europeo de Estabilización Financiera (FEEF) en los mercados primario o secundario mediante la creación de un vehículo especial de inversión", aseguró el portugués en declaraciones en Bruselas al canal de televisión Euronews, y que reprodujo la agencia de noticias DPA.