El equipo económico de gobierno pasó este jueves raya a su gestión y definió los principales desafíos para la próxima administración, que tendrá como figura central en la conducción económica a Danilo Astori. En palabras del actual ministro de Economía, Mario Bergara, el próximo Presupuesto deberá “respetar esa combinación difícil” entre las “responsabilidad fiscal” y los “compromisos programáticos”.

El Foro Económico de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresas (ACDE), una instancia ya tradicional de cierre de año entre las autoridades económicas y el empresariado, contó con la disertación del ministro de Economía, Mario Bergara; el subsecretario, Jorge Polgar; el director de Asesoría Macroeconómica, Andrés Masoller; y el presidente del Banco Central, Alberto Graña, bajo la consigna: Una década de transformaciones profundas.

A esa lista, se agregó por primera vez desde 2010 la palabra del director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Gabriel Frugoni. El grupo de economistas allegados al presidente José Mujica –el cual integra Frugoni–, que actuó como contrapunto en varias oportunidades de las autoridades económicas del astorismo, se había mantenido en los últimos años al margen de esta instancia de balance y perspectivas. En su exposición, Masoller trazó el mapa macroeconómico que enfrentó Uruguay en los dos períodos de gobierno del Frente Amplio.

Subrayó la importancia que tuvo la inversión y auguró que en el futuro, frente a un escenario menos favorable, esta se mantendrá en niveles altos porque considera que el país tiene ventajas ante otros emergentes.

Graña hizo hincapié en el desafío que tiene la economía para facilitar mejores mecanismos de financiamiento, y que estos lleguen a sectores minoristas. Se refirió a la inflación como “la piedra en el zapato” de la economía uruguaya. Por su parte, Polgar destacó el crecimiento de la clase media y la caída del subempleo, la informalidad y el tiempo de búsqueda de trabajo; todo acompañado por un alza sostenida del salario real. Frugoni, en tanto, dijo que el gobierno elevó las trasferencias a los departamentos en aumentó 137% en los últimos 10 años.