Los precios al consumo subieron 1,21% en septiembre, con lo cual acumularon un alza de 8,64% en los últimos 12 meses, por encima del 7,88% en el año móvil finalizado en agosto.

Según los datos difundidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el empuje inflacionario de setiembre se debió al encarecimiento de los alimentos, al ajuste de tarifas de UTE y al aumento de los gastos asociados a la salud.

El rubro alimenticio aumentó 2,05% en septiembre, debido principalmente al encarecimiento de 1,37% de panes y cereales (la harina subió 4,62%). La carne se encareció 2,66%, con subas de hasta 4,69% en algunos cortes como la aguja. En tanto, las frutas subieron 8,39%.

Los gastos en vivienda se incrementaron 1,62% debido a la suba de 1,15% de los alquileres y de 3,95% en la energía eléctrica debido al fin de las bonificaciones por el ahorro energético de UTE y al aumento de las tarifas desde el 24 de septiembre.

En tanto, los servicios de salud también contribuyeron a acelerar el alza de precios, con una suba de 1,7% en el mes. Los tickets de medicamentos subieron 5,65%, las órdenes para médico aumentaron 6,49% y los tickets para exámenes se encarecieron 4,43%.