Los expertos consultados por el Banco Central del Uruguay (BCU), proyectaron un crecimiento de los precios al consumo de 7,7% -en la mediana de las respuestas- para el cierre de 2011, según la Encuesta Selectiva de Expectativas de Inflación de octubre difundida este lunes.

La nueva previsión significó un incremento de 0,16 puntos porcentuales respecto a las estimaciones efectuadas en septiembre, cuando se preveía una inflación de 7,54% al término del año.

Para el año próximo, las proyecciones se mantuvieron prácticamente incambiadas, al situar un aumento de precios de 7,01%, apenas una centésima por encima del guarismo estimado en setiembre.