Uruguay anunció esdte lunes la oferta de un bono global en pesos, nominal, a 5 años con un precio inicial en el rango de 10% a 10,5%, informó la unidad de gestión de deuda del Ministerio de Economía.

Paralelamente, el país espera realizar una reestructuración de sus pasivos con el canje de un bono global indexado a inflación con vencimiento al 2018 y de algunos bonos locales.

Uruguay había dicho a comienzos del 2017 que requería US$2.970 millones de financiamiento este año, por lo que preveía emitir deuda por un total de US$2.050 millones en el mercado local y el internacional.

El país se enfrenta a un abultado déficit fiscal en un momento de débil crecimiento. El déficit fiscal cerró el año pasado en un 4% del Producto Interno Bruto (PIB), lo que superó el 3,6% que esperaba el mercado.

La colocación se realizaría el lunes. Los agentes líderes de la operación son BAML, BBVA y Morgan Stanley, con calificaciones de Baa2/BBB/BBB-, de acuerdo a IFR, un servicio de información financiera de Thomson Reuters.