Montevideo, EFE. El gobierno de Uruguay comenzó a aplicar restricciones en la frontera con Argentina para frenar las compras masivas que los ciudadanos uruguayos hacen en el vecino país aprovechando que el cambio les es favorable y la distorsión derivada del mercado negro del dólar al otro lado del río de la Plata.

Desde las 00.00 horas de este lunes y "hasta nuevo aviso" se aplica la política de "cero kilo" para el ingreso de mercaderías por parte de uruguayos que cruzan al vecino país para realizar compras y regresan el mismo día, informó la Dirección Nacional de Aduana (DNA).

La medida fue reclamada por asociaciones y cámaras de industriales y comerciantes locales para "preservar las fuentes de trabajo".

En los últimos meses los uruguayos cruzan las frontera "para comprar de todo" en Argentina, porque en algunos casos la diferencia de precios es de hasta el 60 %, denunció este lunes Leopoldo Cayrús, presidente de la Asociación Comercial de Fray Bentos, ciudad ubicada a 340 kilómetros de Montevideo.

Alimentos, bebidas, combustible y ropa son los productos preferidos, pero también hay compras de medicamentos, artículos higiene personal y de belleza, destacó en declaraciones al diario El Observador el comerciante de esta población unida a la argentina Gualeguaychú por un puente internacional.

Cayrús destacó que se están registrando "abusos de consumo" en Argentina y estimó que mensualmente los uruguayos gastan unos US$20 millones en compras de frontera en el vecino país.

Sin embargo, los gastos se incrementan notablemente si se tiene en cuenta los que realizan los uruguayos que viajan diariamente a Argentina para realizar turismo y que también aprovechan los precios convenientes para comprar ropa, electrodomésticos, equipos de computación o perfumes.

De acuerdo a la normas vigentes, quienes ingresan a Uruguay desde Argentina por vía terrestre pueden realizar compras por hasta 150 dólares y el monto sube a US$300 para el caso de viajes aéreos.

Según un estudio comparativo publicado el fin de semana por el diario uruguayo El País, los precios de la ropa y el calzado son entre un 20 y un 50 % mas bajos en el vecino país, aunque hay productos como las zapatillas deportivas que llegan a resultar un 75% más económicos en la otra orilla del Río de la Plata.

La devaluación del peso argentino frente a la moneda de Uruguay y mas aún en comparación con el dólar, que muchos uruguayos trasladan para cambiar en el mercado paralelo argentino, hace muy atractivo y conveniente el consumo en el vecino país.

En la actualidad, un peso uruguayo cuesta 2,9 pesos argentinos cuando hace algunos meses costaba más de 4, mientras que en Argentina el tipo de cambio oficial es de 5 pesos argentinos por dólar, mientras que en el mercado negro el dólar se compra a 8,35 pesos.