El gobierno uruguayo bajará el IVA –en la campaña electoral había comprometido una reducción de 2% - pero esa decisión deberá ser acompañada por una reducción de la evasión tributaria, según comentó este miércoles el ministro de Economía, Fernando Lorenzo.

El secretario de Estado fue el orador en un almuerzo que organizó en el Hotel Riviera la Asociación de Dirigentes de Marketing (ADM) cuyo salón principal estaba colmado de empresarios.
Lorenzo habló de asegurar la estabilidad de las cuentas públicas como base para seguir creciendo y mencionó la necesidad de bajar el peso de la deuda pública.

La primera pregunta que recibió del público fue sobre el peso de los impuestos. En tal sentido defendió al IRPF como instrumento diseñado para controlar la equidad y marcó nuevamente la disposición oficial a reducir el IVA aunque no especificó cuándo lo hará.

Dijo que “habrá una modificación tributaria a cuenta de la baja de la evasión”.

Según la Dirección General Impositiva, la evasión del IVA a diciembre de 2009 era de 16,7%. Actualmente Uruguay tiene la tasa de evasión más baja de toda América Latina.