El aumento de un punto porcentual en la tasa de referencia, comunicada este miércoles por el Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central de Uruguay, tomó por sorpresa a los industriales y causó preocupación, dado que esperaban que no fuera muy superior a medio punto porcentual. Desde este miércoles, la tasa de referencia se situó en 7,5%.

El presidente de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU), Washington Burghi, dijo que la decisión del Copom “va a provocar una baja en el tipo de cambio” y que eso hará que “los productos uruguayos sean menos competitivos en el exterior”.

De esta manera, el industrial se alineó con el reclamo de la Unión de Exportadores del Uruguay, que este miércoles anunció que solicitaría “alguna manera” de que se le bajen los costos para no perder competitividad.

El gobierno aludió que la estrategia apunta a contener la inflación y que esa es una forma de mantener la competitividad de los productos uruguayos en el exterior.

Burghi reconoció ese efecto, pero recalcó que hoy día es importante mantener el tipo de cambio para que se pueda acceder con posibilidades ciertas a los mercados.

“Es verdad que el hecho de contener la inflación favorece a la competitividad, pero debemos remontarnos a cuando la CIU decía que el gobierno debía tener cuidado con el gasto fiscal porque podía tener repercusiones a posteriori. Si hubiera existido ahorro del gobierno, hoy podría estar saliendo a comprar más dólares con dinero genuino para mantener el tipo de cambio y, además, no deberíamos cuidarnos tanto de la inflación”, aseguró Burghi.

Más allá de las conjeturas, el presidente de los industriales dijo que la situación es la que está planteada y que, por lo tanto, se buscarán algunos mecanismos para mejorar la competitividad, “especialmente en los sectores más castigados como el textil, la vestimenta y el metalúrgico”.

En tal sentido, dijo que las autoridades de la CIU van a “hablar con el ministro de Industria y Energía, Roberto Kreimerman, para ver qué soluciones se pueden encontrar”.

Agregó que “todo el mundo cree que a todos les va bien y, en realidad, hay sectores a los que les va muy bien y a otros solamente bien, pero también están aquellos a los que les va muy mal”.

El industrial aseguró que con esos sectores hay que tener “especial cuidado” y que “si se quiere proteger a determinados sectores, hay que actuar rápido”.

Las medidas a las que hace referencia Burghi son “rebajas de los impuestos o una devolución de impuestos mayor, especialmente para los productos que tiene mayor valor agregado”.