La competitividad en precios siguió en caída en junio y es un tema que preocupa no solo a los empresarios que hacen negocios con el exterior, sino también a las autoridades de gobierno. La suba del dólar que tuvo lugar el junio no se dio al mismo ritmo que en los principales socios comerciales, y eso llevó a un nuevo deterioro de los indicadores de tipo de cambio real.

La competitividad en precios de Uruguay se redujo 0,6% en junio, de acuerdo al Índice de Tipo de Cambio Real de El Observador (ITCR-EO). Se trata del segundo mes consecutivo de deterioro y si se evalúa respecto a igual período del año pasado, la caída fue de 8,4%.

El Índice de Tipo de Cambio Real realiza un seguimiento de la relación de precios de Uruguay respecto a los de sus principales socios comerciales, medidos en la misma divisa. De esta manera, no solo toma en cuenta qué sucede con las distintas monedas en los mercados cambiarios, sino además considera la evolución de los precios al consumo.

Una mirada de más largo plazo a la evolución del indicador permite eliminar volatilidades y evaluar la tendencia de la competitividad en precios. En el promedio de los últimos 12 meses, el ITCR-EO tuvo una caída de 2,9%. Ese deterioro se aceleró a partir de abril.

El presidente del Banco Central (BCU), Mario Bergara, señaló este miércoles durante un almuerzo de la Dirección de Dirigentes de Marketing (ADM), que el organismo ha seguido con preocupación la evolución del tipo de cambio. "Tanto nos preocupa que el Banco Central en lo que va del año lleva comprados más de
US$ 2.000 millones", dijo.

"Si no tuviéramos preocupación por la competitividad de las empresas, por el atraso cambiario, no se haría el esfuerzo de comprar esa magnitud de dólares porque es costoso", agregó.

La caída del tipo de cambio real de Uruguay en el acumulado de los últimos 12 meses se concentró en los socios comerciales de fuera de la región. Por su parte, la evolución favorable de la competitividad en precios respecto a la región permitió compensar ese incremento. Sin embargo, si se compara únicamente el último mes relevado con igual período del año pasado, hay una pérdida de competitividad tanto con los países de extrarregión como con los del vecindario.

En el promedio del año finalizado en junio, Uruguay acumuló una mejora de su indicador de tipo de cambio real con la región de 4,3%, comparado con los 12 meses anteriores. Ese incremento no alcanzó, sin embargo, a compensar el retroceso de 12,3% respecto al resto del mundo comercialmente relevante. Cuando se considera únicamente los datos de junio, hubo una caída de 11% en la competitividad en precios con los destinos de extrarregión respecto a igual mes del año pasado, y un deterioro de 6,7% en relación al vecindario.