Montevideo. El vicepresidente de Uruguay, Danilo Astori, afirmó que el gobierno tomará recaudos para que la crisis europea no impacte en el mercado local. En ese sentido, explicó que “la prudencia y la cautela” fiscal serán vitales para evitar complicaciones económicas.

“Yo veo a la economía uruguaya, por ahora, en una situación de proceso normal que no se verá afectado por la situación europea (…) Se están tomando recaudos como la prudencia y la cautela en especial en el campo fiscal”, dijo.

El vicepresidente indicó que eso se va a ver reflejado en la definición presupuestal de este año que, sin dejar de lado las necesidades importantes de Uruguay, va a proponer un camino de “cuidado”.

 “Uruguay no puede descuidarse. Sigue teniendo buenos precios para sus productos y una muy buena inserción comercial”, explicó Astori.

Según informó el vicepresidente, en el primer cuatrimestre de este año las ventas de Uruguay al mundo crecieron 25% en términos reales respecto a igual período del año anterior.

“Tenemos un patrón de referencia fundamental que es la evolución del producto. De ninguna manera queremos que el gasto en su evolución supere a la evolución de los recursos genuinos por eso estamos muy convencidos de que hay que actuar con cautela”, continuó.

En cuanto a las inversiones prioritarias que tendrá el gobierno, Astori indicó que el transporte y la energía son dos áreas fundamentales. “El ferrocarril es de una prioridad indiscutible. En materia de energía, la transformación de la matriz con fuentes alternativas, la interconexión eléctrica con Brasil y la llegada del gas boliviano son fundamental”, según señaló Astori.

El próximo lunes se empezarán a presentar los lineamientos fundamentales del presupuesto, donde estarán incluidos algunos números generales según informó Astori.