En tanto, el factor que se comportó de forma optimista para todos los horizontes temporales fue la predisposición de los encuestados a la compra de bienes durables, que creció 7,6% en el mes.

La confianza del consumidor cayó 0,6% en mayo debido a un reducción del optimismo sobre el rumbo de la economía, según Índice de Confianza del Consumidor (ICC).

La medición que realiza el Programa de Opinión Pública y Confianza Económica de la Universidad Católica y Equipos Consultores evidencia que en términos generales la percepción de los consumidores “no muestra señales de preocupación en cuanto a la situación actual, sino respecto a las condiciones económicas futuras”.

El parámetro que mide la confianza en función de la situación económica se contrajo 8,2% en mayo, y acumuló un retroceso de 18,9% en los últimos 12 meses.

En tanto, el factor que se comportó de forma optimista para todos los horizontes temporales fue la predisposición de los encuestados a la compra de bienes durables, que creció 7,6% en el mes y acumula un incremento en los últimos 12 meses de 5,5%.

La encuesta refleja que en general, la mitad de la población entiende que el actual es un buen momento para comprar autos o inmuebles.

La predisposición es más dinámica frente a la compra de vehículos, ya que la medición frente a esa situación mejoró 20% en el último año mientras que para la compra de una vivienda el crecimiento fue de 12%. En los dos casos, los hombres son los más predispuestos, mientras que las mujeres se comportan de forma más conservadora.

A nivel geográfico, en promedio las personas de Montevideo mostraron una mayor predisposición a comprar autos mientras que en el interior se esa mejora fue más marcada para la compra de casas.