Pasar al contenido principal
Uruguay consigue meta de dolarización que se había fijado para 2014
Miércoles, Diciembre 14, 2011 - 17:26

La emisión del título en unidades indexadas con vencimiento en 2028 (Bono Global UI 2028) alcanzó a US$2.000 millones, lo que significó una de las mayores operaciones financieras del Estado uruguayo.

Un éxito. Así calificaron los analistas a la operación de deuda realizada por el Ministerio de Economía (MEF) la semana pasada, cuyos resultados fueron divulgados ayer.

La emisión de una serie de bonos de elevada liquidez y a una tasa razonable, el estiramiento de los plazos de vencimientos de las obligaciones –en particular de los más cortos–, y el alcance del objetivo de situar el componente en pesos de la deuda pública en 45%, incluso tres años antes del plazo fijado, fueron los aspectos destacados por el ministro de Economía, Fernando Lorenzo, al presentar los resultados de la operación financiera.

La emisión del título en unidades indexadas con vencimiento en 2028 (Bono Global UI 2028) alcanzó a US$2.000 millones, lo que significó una de las mayores operaciones financieras del Estado uruguayo. El papel pagará a los inversores una tasa de rendimiento anual de 4,375% y se amortizará en tres partes iguales y consecutivas en 2026,2027 y 2028.

Parte de la emisión, fue canjeada por títulos de la serie UI 2018, operación que ascendió a US$725 millones, lo que implicó que el MEF se hiciera con 59% del circulante de ese título, según explicó la directora de la Unidad de Gestión de Deuda, Azucena Arbeleche.

El resto de la nueva serie UI 2028 se colocó por efectivo, ingresos que le permitieron al MEF recomprar deuda emitida en dólares y euros con vencimientos entre 2013 y 2022 por US$ 1.000 millones.

Los restantes US$ 275 millones quedan como fondos frescos para el Estado. Se destacaron la participación en el canje de los bonos en dólares a 2015 (33% del capital circulante), en euros a 2016 (40%) y en dólares a 2017 (59%). Quedaron fuera de la operación los bonos de mayor plazo, nominados en dólares con vencimientos en 2025, 2027, 2033 y 2036.

En conferencia de prensa, Lorenzo señaló que la operación de emisión, canje y recompra de títulos públicos permitió que la deuda alcance un componente en moneda local por el 46,6% del total, superando incluso la meta que se habían trazados las autoridades de 45% para fines de 2014.

La desdolarización de las obligaciones del gobierno permiten “reducir la exposición al riesgo cambiario”, explicó el ministro.

A su vez, de la parte de la deuda nominada en moneda extranjera (53,4%), el mayor tramo (28 puntos porcentuales) tiene como acreedores a organismos multilaterales, como el Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo, “que ofrecen condiciones de renovación y refinanciación diferentes a las de mercado”, dijo.

Además, Lorenzo aseguró que su cartera está en condiciones de cumplir “holgadamente” con los compromisos de los próximos cuatro años, ya que “los vencimientos en moneda extranjera no superan los US$ 200 millones anuales”.
También Lorenzo se refirió a las operaciones de canje, que por un lado estiran los vencimientos entre siete y 10 años, y de recompra, que por otra parte extienden los plazos de un período de entre 2013 y 2022 a un lapso comprendido entre los años 2026 y 2028.

En ese sentido, indicó que la operación dejó a la deuda uruguaya con una duración de 12,2 años que “es el doble de la duración promedio de las deudas de Italia o España”. “Somos el primer país de la región en emitir en estas circunstancias tan adversas (de alta incertidumbre) no solo en magnitud sino por que lo hace en moneda local y a una tasa compatible con la curva de rendimientos”, agregó.

Por otra parte, Lorenzo sumó una nueva crítica a las agencias calificadoras de riesgo, que mantienen a la deuda uruguaya en la categoría “especulativa”.
“Esperamos, que de una vez por todas, algunos de los que evalúan cual es la situación de la República en materia de endeudamiento, den cuenta de los progresos y los avances realizados por nuestro país”.

En tanto, analistas consultados por El Observador calificaron de “exitosa” la operación del MEF.

Para Pablo Montaldo, presidente de la Bolsa de Valores, dijo que fue un “éxito desde todo punto de vista. Se cambiaron plazos, monedas y se captó dinero fresco, en momentos de turbulencia y a una tasa razonable”. Por su lado, Javier Gómez, socio de ProCapital, expresó que se trató de “un golazo” y agregó que deja al país “muy cerca del grado inversor. La deuda bruta del gobierno –sin contabilizar la del Banco Central– ascienda a US$ 18.124 millones, lo que representa 35% del PIB.

Autores

OBSERVA.COM