Días después de divulgados los datos de exportación de mayo, que marcaron una caída de 22,6% en comparación con igual mes del año pasado, los exportadores celebraron su día con una evaluación del sector a cargo de los economistas María Laura Rodríguez, Gabriel Oddone y Javier De Haedo.

Bajo la consigna "propuestas para mejorar la competitividad en un entorno desfavorable", los expertos pidieron políticas para alcanzar un tipo de cambio real "competitivo"; mayor inversión en infraestructura y educación; y mejorar la inserción externa del país. Al término del evento, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, dijo que había notado un "peso excesivo" en la importancia dada al tipo de cambio y a los salarios "y muy poca atención a temas absolutamente fundamentales", entre los que mencionó la innovación, el conocimiento, la incorporación de tecnología, claves para "competir" en el mundo de hoy, respondió el jerarca ante los planteos que recibió de la Unión de Exportadores (UEU).

Además, Astori expresó "no compartir" la afirmación de que cayeron las exportaciones de servicios en los primeros cuatro meses del año como manejó en su presentación María Laura Rodríguez, asesora económica de la UEU, porque a su juicio no fueron "bien computadas" las ventas de servicios turísticos. Si bien reconoció el descenso de las exportaciones, el ministro lo calificó de "moderado para las circunstancias que se viven".

Más acuerdos comerciales. El presidente de la Unión de Exportadores (UEU), Álvaro Queijo, comenzó elogiando algunas iniciativas de la administración de Tabaré Vázquez, como el gabinete de competitividad, y remarcó la necesidad de que comience a operar "ya". Asimismo, señaló el cambio de escenario tanto en la región como fuera de ella y la necesidad de adecuarse a él.

Más allá de cómo varíen las exportaciones mes a mes, lo que se debe revertir, agregó Queijo, es la tendencia a contractiva que muestran las colocaciones fuera de fronteras. En momentos donde tiene una gran visibilidad las negociaciones entre el Mercosur y la Unión Europea en pos de un tratado de libre comercio (TLC), Queijo dijo que "estar quieto" en esa área es igual a retroceder y que el país debe perseguir la concreción de más acuerdos comerciales.

El titular de la UEU calificó como un tema "vital" al de las relaciones laborales e hizo hincapié en la necesidad de buscar diálogo entre los involucrados. "Todas las partes deben ser cuidadosas en sus pedidos", añadió.

Durante sus exposiciones, los economistas coincidieron en señalar que el mundo es un terreno ahora más desafiante para las empresas exportadoras uruguayas.

Rodríguez, responsable de la Asesoría Económica de la UEU, dijo que en este contexto sería bueno fijar la atención sobre economías emergentes como India, destino de solo el 0,2% de las exportaciones uruguayas.

De Haedo, por su parte, dijo que el mundo "sigue dando tiempo" a la economía nacional, y mencionó los casos de Estados Unidos –donde la Reserva Federal aún no subió las tasas– y Argentina –que, a pesar de pronósticos varios, no ha "estallado"–.

Para De Haedo, es clave a qué tasa crecerá la economía durante el periodo 2015-2019. Según el economista, el escenario manejado por el gobierno para 2015 (3,3% ) es "optimista", y se inclina a pensar que la economía uruguaya crecerá 2% este año. El tipo de cambio real, en tanto, "seguirá atrasado", alertó.

Por su parte, el socio de CPA Ferrere, Gabriel Oddone, apuntó a que la economía uruguaya sufre un ataque a tres frentes: la recesión de la región; la depreciación de las monedas de sus socios relevantes; y la baja del precio de las materias primas, caballitos de batalla de sus ventas al exterior.

En su opinión, tres puntos son vitales en la agenda de políticas públicas de Uruguay: inserción externa (calificó como "suicida" mantenerse al margen de discusiones como el TISA); infraestructura y educación.

Gabriel Oddone. De acuerdo a Oddone, se terminó la etapa del dólar débil, lo que afecta a Uruguay tanto a nivel de financiamiento como en los precios de sus commodities. Con la economía enfriándose, la previsión de crecimiento es de 2,5% para 2015 y 2% para 2016. Si bien la desaceleración es "intensa y significativa", Oddone destacó que aun con la región en recesión se sigue creciendo. Fruto de un aumento de las exportaciones de celulosa y de un petróleo más barato, el sector externo tendrá una "leve mejora" durante este año.

María Laura Rodríguez. A juicio de la responsable de la Asesoría Económica de la UEU, si bien Uruguay logró llegar a 163 destinos en los 12 meses terminados en mayo, no se está lo "suficientemente diversificado" y se sigue dependiendo en gran medida de algunos mercados donde se coloca la mayoría de las exportaciones. También hay una fuerte concentración a nivel de productos (carne, soja, madera), agregó. Rodríguez señaló que la baja mundial del precio del petróleo no repercutió en un descenso de los combustibles.

Javier De Haedo. El economista destacó que en este momento hay tres ajustes "necesarios", y dos (ajuste de precios relativos y previsión fiscal a través de las empresas públicas) que ya están en marcha. Resta, dijo, "un ajuste del mercado de trabajo", que se deberá definir si será "por precio o por cantidad". A su criterio, para mejorar la competitividad hay que mejorar la infraestructura, trabajar a nivel de capital humano, así como también potenciar la inserción internacional de Uruguay.