La industria uruguaya registró un crecimiento en 2011 mayor que en los dos años anteriores. Sin embargo, en el último mes del año registró una fuerte desaceleración y las perspectivas que muestran los agentes del sector no son favorables para el inicio de 2012.

Según los datos difundidos el viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el crecimiento de la industria alimenticia y del sector químico se encuentran detrás del aumento de 5,3% en el volumen físico producido por la industria local durante el último año, una vez excluida la refinería de ANCAP.

Si se considera en el análisis la producción de combustible en La Teja, el aumento de la producción se modera a 0,5% durante el mismo período. Eso se debe a que la actividad en la planta de la petrolera estatal se vio detenida por completo en los últimos meses del año por las tareas de mantenimiento que se vieron prolongadas por el conflicto desatado en el sector metalúrgico.

Durante todo el cuarto trimestre la actividad de la refinería se detuvo, con lo cual el crecimiento de 2,4% en ese período –respecto al trimestre octubre-diciembre de 2010–, pasa a una caída de 11,8% si se incorpora el dato de ANCAP.

Pero aun si se deja por fuera del análisis a la industria petrolera –que por el tamaño de la empresa estatal y su importancia en el total del valor manufacturero distorsiona las conclusiones globales–, los datos del último tramo del año dan cuenta de una desaceleración. En el período julio-setiembre, el sector manufacturero creció a una tasa de 8,8% respecto a igual período del año anterior, más de seis puntos porcentuales por encima del trimestre que le sucedió.

A futuro, las perspectivas no son positivas. Por primera vez desde su elaboración, en mayo de 2009, el Indicador Adelantado de la Producción Industrial (IAP) acumuló la tercera caída consecutiva en el dato de enero, divulgado a mediados de ese mes. La medición realizada por la Cámara de Industrias (CIU) releva mensualmente los principales factores que explican el crecimiento del sector y por eso permite adelantarse al indicador en los próximos meses.

Según los expertos del departamento de estudios económicos de la gremial, “tres meses consecutivos de caída (del indicador) pronostican un proceso de retracción de la actividad” en lo inmediato.

Para los expertos de la CIU, “se refuerzan las predicciones de caída de la actividad industrial para los primeros meses de 2012”.

Sectores. La mayoría de los sectores registraron un incremento de su actividad en el último año, con una caída en seis de los 19 rubros relevados.

La expansión más significativa se encuentra en el sector alimentos y bebidas, que explica prácticamente la tercera parte del crecimiento industrial. Si bien la suba fue de 3,1%, el tamaño del sector y su relevancia en el mercado local llevan a que tenga una gran significación.

La industria química, por su parte, tuvo un peso similar al del sector alimenticio para la expansión manufacturera. Durante el último año registró un aumento de 14,1%, con lo cual fue uno de los sectores más dinámicos de la economía uruguaya, solo superado por la fabricación de vehículos automotores (46,2%) y las curtiembres y talleres de acabado (28,5%).

Dentro de los sectores que recortaron su producción durante el último año, el más significativo fue el de la industria petrolera, ya analizado. En segundo lugar, el rubro maquinarias y aparatos eléctricos cayó 11,3%, mientras que la industria del papel cedió 5,6%. Textiles y prendas de vestir cayeron 4,5% y 4,1%, respectivamente.